"Estoy convencido de que nuestra alianza con Deoleo es algo bueno para todo el sector" declara el director general de Hojiblanca

"Estoy convencido de que nuestra alianza con Deoleo es algo bueno para todo el sector" declara el director general de Hojiblanca

Entrevista recogida en el diario Córdoba del miércoles 24 de octubre a Antonio Luque, director general de Hojiblanca

–¿Por qué se han dado ahora las condiciones para formalizar la alianza entre Hojiblanca y Deoleo y no antes?

–Llevamos mucho tiempo diciendo que es fundamental para el futuro del sector tener empresas con dimensión, que sean capaces de vender la producción que tenemos en el mundo, incrementando los consumos de aceite de oliva. Antes ha sido difícil, porque Hojiblanca ha tratado de alcanzar un tamaño para garantizar esa viabilidad de futuro a nuestros socios y estar en la mesa de negociación donde se discute el futuro. Deoleo es la empresa líder del sector y su vinculación con Córdoba es grandísima. Tuvimos con anterioridad algún contacto, pero no se llegó a un acuerdo. En julio del pasado año le compramos una fábrica en Sevilla (Acyco) y continuamos las negociaciones a partir de ahí. Todo lleva su tiempo y somos compañías con origen y situación distinta, pero con muchas sinergias y posibilidades de hacer cosas conjuntas. Este acuerdo al que hemos llegado es equilibrado. Ya veremos qué cuestiones se pueden hacer con Deoleo en el futuro y cómo consolidar esa asociación y mejorarla.

–¿Cierra otros proyectos la entrada de Hojiblanca en Deoleo?

–El consejo de Hojiblanca tendrá que decidir varias cosas. Una primera, ¿sigue admitiendo incorporaciones de nuevas cooperativas? Estoy seguro de que durante dos o tres meses se admitirán, pero cuando se apruebe la operación en diciembre o en enero, probablemente Hojiblanca planteará que será más caro incorporarse a la cooperativa. Es lógico. Hojiblanca continuará creciendo en otras secciones, como puede ser la sección ganadera. En aceituna de mesa, con la incorporación de Acyco, tenemos una capacidad suficiente, somos los primeros productores de aceituna de mesa. Tenemos que consolidar el proyecto con Moreno SA y el acuerdo con Cargill. Contamos con un abanico de proyectos que en 2013 y 2014 toca consolidar y son más que suficientes para vender las producciones que tenemos de aceite de oliva.

–¿Qué riesgos asumen los cooperativistas de Hojiblanca al participar en una empresa que ha dejado pérdidas en los últimos años y presenta una importante deuda?

–No se asumen riesgos. Tal y como hemos hecho el acuerdo, de forma tajante digo que no. Porque la operación la hace Hojiblanca con aportación de activos, que tienen un valor determinado en el balance. ¿Cuál es el peligro para los socios de Hojiblanca y para el resto del sector? El peligro es que una empresa como ésta no vaya bien, no se venda todo el aceite que se tiene que vender con el valor añadido que debe tener. Si esto sucediera, la situación del aceite de oliva sería complicada. La operación la hemos hecho para intentar consolidar la empresa.

–¿De qué se puede beneficiar más Hojiblanca?

–Para nosotros es importante que se organice el sector. La capacidad de comunicación que puede tener una empresa que agrupa al líder mundial de la producción y de la comercialización es importante. Debemos intentar ejercer el liderazgo en el sector. Es importante que haya una empresa que sanee el sector, que marque pautas. Me refiero a mejorar la calidad, evitar problemas de fraude y que trabaje por tener un sector transparente. Nuestros agricultores y los accionistas de Deoleo se beneficiarán.

–¿Puede frenar el proyecto la Comisión de la Competencia?

–Estamos muy lejos de cualquier cosa que afecte a Competencia. Puede haber empresas de distribución que vendan más que nosotros en el mercado. Ojalá estuviéramos más cerca de los límites que pudieran afectar a Competencia, pero no es así. Estamos hablando de niveles muy bajos.

–¿Hojiblanca se convierte en suministrador preferente de Deoleo?

–No, Hojiblanca es un proveedor más de Deoleo y le venderá a precio de mercado. Hay una cosa clara. Si Deoleo tiene que comprar, a igualdad de condiciones, imagino que comprará a Hojiblanca. Y si Hojiblanca tiene que vender a dos empresas, en igualdad de condiciones con otra, le venderá a Deoleo. Eso es lógico.

–¿Por qué existen algunas voces críticas a esta alianza?

–Con nuestra entrada es complicado que entre otro grupo inversor. Creo que puede haber intereses de otro tipo, que pueden no ser españoles y que utilizan los instrumentos que están a su alcance para intentar bloquear el proyecto porque habían pensado otra cosa. Me da la impresión de que ha habido intencionalidad de alguien para que el proyecto no salga. Me sorprende que se diga que los productores tienen que entrar en Deoleo y luego digan que estos productores no, sino otros. En Jaén han tenido la idea muy clara con Hojiblanca. Si esta operación se hubiera hecho en Francia la pondríamos aquí de ejemplo, pero como se hace en Córdoba es más criticable. Las únicas críticas van en esa línea o de algunos intereses particulares. Los miles de olivareros cordobeses de Hojiblanca, los de Jaén, Granada o Málaga seguro que vamos a estar muy orgullosos de ser propietarios en un porcentaje de esa marca que se llama Carbonell, pero también de Carapelli, Bertolli, Koipe u Hojiblanca. ¿Cuándo podíamos pensar los agricultores estar en este proyecto? Para nosotros nos supone un salto de cinco años este acuerdo. Las críticas las veo por personalismos o por intereses personales.

 

–¿El resto del sector se puede beneficiar de esta alianza?

–Estoy convencido de que es algo bueno para todo el sector. El líder será más líder y le dará más transparencia al sector. Consolida mucho más la situación de todos los operadores del mercado y clarifica mucho más. Beneficia de una manera clara al aceite de oliva.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

A %d blogueros les gusta esto: