Envejecer, sí pero menos con aceite de oliva

Envejecer, sí pero menos con aceite de oliva

No todas las mujeres envejecen por igual. Algunas con edad avanzada siguen manteniendo una perfecta piel y una gran belleza, mientras que otras con menos edad presentan más arrugas y un cutis menos resplandeciente. Unas diferencias que se pueden encontrar no sólo en el ritmo de vida diario de la mujer, sino también en su alimentación y en la evolución de las células, factor este último que depende directamente de los alimentos que se ingieren.

Hoy en día hay un gran número de cremas, tratamientos en cabina… para tratar de combatir el envejecimiento celular y evitar que este proceso se produzca de manera rápida. Sin embargo, a parte de poder seguir estos tratamientos en casa o en los centros especializados de belleza, se pueden adoptar una serie de pautas.

Pautas relacionadas con la alimentación para que las células no envejezcan de forma precipitada como consecuencia de que la producción de oxígeno reactivo es mayor que la capacidad del organismo para reparar el daño que se produce tanto en las células y los tejidos. Una reacción que es natural, pero que se agrava por algunos agentes tóxicos y que se puede paliar con una pautas adecuadas.

Y una de las mejores armas es la alimentación y mantener una dieta saludable y que, sobre todo, sea rica en antioxidantes. De esta manera es importante poder consumir frutas y verduras diariamente, sobre todo, las que sean de temporada, así como pescado y carnes magras.

Dentro de los alimentos más convenientes por tener más cantidad de antioxidantes o bien aquellos que son clave cabe destacar todas las frutas y verduras que son ricas en vitamina C como los frutos rojos, los cítricos, los berros, los tomates o los pimientos y sobre todo el aceite de oliva es un arma fundamental para combatir en envejecimiento celular.

También es conveniente aportar al cuerpo la ingesta adecuada de alimentos ricos en vitamina E como es el caso del aceite de oliva, los frutos secos o el aguacate, así como los que presentan un alto contenido de vitamina A como las acelgas o espinacas.

Igualmente importante es no olvidarse de incluir en la dieta alimentos con selenio como las truchas, atún, bacalao o arenques o los que contienen zinc como cereales completos, legumbres o carnes.

Por el contrario, en la medida de lo posible, siempre es conveniente evitar las grasas saturadas y los alimentos refinados como los que tienen un alto contenido en azúcares de absorción rápida, descartando totalmente la bollería industrial.

Además de tener en cuenta estas pautas, hay otra serie de hábitos que pueden ayudar a frenar el envejecimiento celular como beber agua, siendo recomendable dos litros –puede ser en infusiones-, además de tomar cinco raciones diarias de frutas y verduras.

Muy importante también es tener cuidado con los aderezos como salsas, tratando de que sean más saludables. Por ejemplo, una buena opción es el perejil que es rico en vitamina A. Otras especias adecuadas son el tomillo, el eneldo o el romero.

Y, por supuesto, hacer ejercicio porque la vida sedentaria también afecta negativamente al envejecimiento de las células y de los tejidos. Pero cuidado porque hay que hacer ejercicio en su justa medida porque con un exceso se obtiene el efecto contrario: que las células envejezcan.

En la medida de lo posible también hay que evitar cuadros de estrés y de ansiedad y descartar malos hábitos como el alcohol o el tabaco, entre otros.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

A %d blogueros les gusta esto: