El sector aceitero, contra la metodología y los resultados del estudio de la OCU

El sector aceitero, contra la metodología y los resultados del estudio de la OCU

El estudio sobre el aceite de oliva publicado por la revista, Compra Maestra, de la OCU en su revista del mes de octubre ha provocado un terremoto en el sector envasador, que se ha pronunciado en contra, de modo conjunto, a través de la organización de embotelladores, Anierac y, en algunos casos, también de modo individualizado. A nivel general, el análisis, que detecta fraude en la identificación de diez marcas de aceite (cuatro de marca de distribución), ha sido puesto en entredicho por infligir el reglamento de la UE 2568/91, que regula el procedimiento a seguir, en relación al número de muestras, su conservación y manipulación, la realización de los análisis, la posibilidad de llevar a cabo una segunda muestra, etc.

Según el comunicado difundido por Anierac, “no se ha utilizado una muestra estadísticamente representativa y el análisis de una sola botellada recogida de forma aleatoria en un punto de venta, una vez que ha salido de las instalaciones del envasador, no puede servir de criterio de lo que hace una marca. Tampoco se han manejado las muestras de acuerdo con el artículo 2 del mencionado reglamento, que estipula que deben guardarse en lugares protegidos de la luz y de las altas temperaturas y los tiempos para llevar a cabo los análisis”. En definitiva, según Anierac, “son unas conclusiones faltas de rigor, obtenidas de unas muestras mínimas y sin respetar la normativa”.

Anierac y la propia redacción de Compra Maestra mantuvieron en septiembre una comunicación sobre el tema, iniciada el día 14 de septiembre, por la propia asociación de envasadores, tras tener conocimiento del estudio que realizaba la OCU. En esa primera carta, Anierac advertía al departamento de salud y alimentación de la OCU: “dado que se trata de un producto con unas caracterísrsticas muy especiales por su calidad, es necesario ser muy riguroso, tanto en su conservación como en su manipulación” y recordaba la “obligación de que en la toma de muestras y en los análisis que se realicen se respeten escrupulosamente los procedimientos y plazos establecidos en la normativa”. Posteriormente, tras la carta recibida de la OCU, informándole ésta, en líneas generales de su método de análisis, Anierac incluía otras observaciones: “no menciona si las muestras han estado protegidas de la luz, los tiempos utilizados en el traslado (..) El cumplimiento de estos aspectos debe estar perfectamente documentado”.

Hojiblanca y Arteoliva denunciarán

Hojiblanca y Arteoliva, dos de los embotelladores cuyas marcas son recogidas en el estudio como defraudadoras, por identificar como virgen extra un aceite que el estudio de la revista identifica como virgen, han anunciado su intención de emprender acciones legales contra la editora de la OCU. Ambas empresas han comunicado que advirtieron a la revista, antes de la publicación del estudio, de que ésta incurría en serios errores.

Según la entidad cooperativa, “las pruebas fueron trasladadas a la OCU, que hizo caso omiso y eludió el derecho a la realización de análisis contradictorios y dirimentes, dejando totalmente indefensa a nuestra empresa”. Hojiblanca declara tener pruebas “fehacientes, internas y externas de que el aceite analizado es virgen extra”.

En cuanto a la posición de Arteoliva, Alimarket ha tenido acceso a la comparativa sobre los componentes de su aceite extraidos por su propio laboratorio y los recogidos por la editora de la OCU y a la comunicación en la que Rafael Guardeño, director de I+D de la cordobesa y doctor en química orgánica, contradecía los puntos principales del análisis de la revista.

También se ha pronunciado sobre el estudio Acesur, que tiene una marca bien valorada por el análisis, ‘La Española’, y otra que queda en entredicho, ‘Coosur’. Al respecto, el grupo ha declarado que “se envasan siguiendo los mismos y estrictos controles de calidad fisio-químicos y organolépticos. Sorprendentemente, ‘Coosur’ ha obtenido una calificación no ajustada a la realidad”.

Por su parte, Aceites Ybarra, pese a señalar el estudio su aceite “como uno de los dos mejores virgen extra”, crítica también el método de la OCU, “pues no ha seguido el exigente protocolo que marca la ley”.

Fuente: ALIMARKET

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

A %d blogueros les gusta esto: