Aceite de oliva: salud y honor

Aceite de oliva: salud y honor

Por ser rico en omega 9, una cucharada diaria ayuda a proteger el corazón. Bueno para ensaladas.

aceite-aceituna

La paloma que Noé mandó después del diluvio universal volvió al arca con una ramita de olivo. Con aceite de oliva ungían a un futuro líder o las personas en la cabeza como señal de luto o de regocijo. También se untaba en el lóbulo de la oreja y los pulgares de la mano y del pie como una purificación ritual.

Eso dice la Biblia sobre el uso del olivo y su aceite.

Durante las primeras Olimpiadas, los atletas no competían para ganar medallas, sino para conseguir coronas hechas a base de ramos de olivo y toneles de aceite de oliva extra virgen.

En la época de la antigua Grecia, los ciudadanos más importantes, los dirigentes y las personas más valientes, eran coronados con hojas santas de olivo.

Así, el olivo simboliza la vida, la paz y el honor. Estos datos históricos le dan de por sí un toque muy sofisticado a esta planta y sus frutos, las olivas o aceitunas, y por extensión, al aceite que se extrae de ellas. La medicina y la ciencia han extendido su fama y buen carácter.

“El mayor beneficio del aceite de oliva es que tiene un efecto protector cardiovascular. Como contiene omega 9 y ácido graso oléico, estos ayudan a disminuir los niveles del colesterol malo y a subir los del colesterol bueno”, comenta la nutricionista Carolina Angarita.

Además, por sus propiedades ayuda a regular la absorción de carbohidratos y así evita que aumenten los niveles de azúcar en la sangre.

Esto se ha comprobado gracias al seguimiento que se le ha hecho a la ‘dieta mediterránea’, que ingieren las personas que viven a orillas del mar Mediterráneo, quienes presentan un índice muy bajo de enfermedades cardiovasculares y de obesidad.

Según la experta, para que este efecto funcione, además de tener una dieta habitual que incluya frutas, verduras, poca grasa de origen animal, cereales integrales, y una ingesta moderada de azúcar, lo ideal es consumir diariamente una cucharada de aceite de oliva, bien sea como aderezo en ensaladas o en la cocción de los alimentos.

Dos tipos de aceite de oliva son los que con más frecuencia se consiguen en el mercado: el virgen y el extravirgen. Este último es el de mayor calidad.

“No tiene defectos y tiene frutado, es decir, que recuerda el olor de la fruta del olivo como almendra, tomate y hierbas”, comenta Martín Torres, un exportador chileno de aceite de oliva, un producto que está creciendo en su país.
El virgen, por su parte, presenta algún tipo de defecto y no tiene frutado.

Una calidad que tiene su precio

Frente a otros aceites vegetales, el de oliva tiene un precio más alto, que según Tores, se justifica por su proceso de preparación: “el aceite es un zumo o jugo natural de frutas y se deben proce-
sar siete kilos de olivas para obtener un litro”.

Ensalada fresca y colorida
Aderezo con aceite de oliva y vino tinto

Ingredientes:
1 lechuga crespa
2 o 3 tomates para ensalada
2 zanahorias
50 g de aceitunas verdes
120 gr de maíz tierno en grano

Para el aderezo:
2 dientes de ajo
1 cucharadita de mostaza
1 cucharada de vino tinto
80 ml de aceite de oliva
sal al gusto

Preparación:

Dentro de una ensaladera honda preparar el aderezo, removiendo los ajos muy picados, la mostaza y una pizca de sal hasta que se mezclen bien. Agregar el aceite de oliva y el vino tinto, agitando vigorosamente para mezclar bien los ingredientes.
Lavar y secar las hojas de la lechuga; picar con las manos del tamaño de un bocado. Cortar los tomates y la zanahoria al gusto. Poner la lechuga, los tomates, la zanahoria, el maíz, las aceitunas sobre la vinagreta reservada, mezclar y servir inmediatamente.

Fuente: eltiempo.com

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

A %d blogueros les gusta esto: