CASIL | xydella fastidiosa
17449
page-template-default,page,page-id-17449,_masterslider,_msp_version_3.1.3,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

xydella fastidiosa

Llegó al sur de Italia en 2013 y en dos años arrasó un millón de olivos. Cuatro años después, las cosechas están arruinadas y los técnicos no saben qué hacer. En octubre de 2016, pese a todas las precauciones, se detectó un brote en una finca de Mallorca y estalló la psicosis. La ‘xylella fastidiosa’, una bacteria conocida como el ‘ébola del olivo’, había llegado a España.

El Gobierno balear dijo veloz que la situación estaba controlada, que el foco no se iba a convertir en plaga, que habían aislado el lugar. Pero en menos de un año la bacteria ha saltado de municipio en municipio, incluso de isla en isla hasta Menorca e Ibiza. Y al final ha aterrizado en la Península. Fue detectada días atrás en una finca de almendros en Guadalest (Alicante).

Igual que en Baleares, el Gobierno valenciano ha salido rápido a pedir calma, a decir que el foco está aislado y controlado. Pero ya nadie se fía. La epidemia está definitivamente aquí y los agricultores han entrado en pánico. Hay miles de empleos y miles de millones de euros en juego.

El Confidencial 05.07.2017

GALLIPOLI  ITALIA  ITALY-OLIVES-AGRICULTURE-XYLELLA-DESEASE    A picture shows olive trees infected by the bacteria  Xylella Fastidiosa  on February 11  2016 in Gallipoli near Lecce in the Puglia region  FOTO TIZIANA FABI   AFP
Xylella fastidiosa Olivo Olivos Firma de foto Donato Boscia CNR

La ‘Xylella fastidiosa‘, la bacteria que ha matado millones de olivos en Italia, ha desatado la alerta entre los cultivadores de aceituna de los países mediterráneos.

 

 

1. ¿QUÉ ES LA ‘XYLELLA FASTIDIOSA’?

Es una bacteria que provoca la desecación y muerte de plantas. Puede atacar a más de 200 especies, sobre todo olivos, almendros, cítricos y plantas ornamentales. La bacteria se transmite de una planta a otra por medio de insectos. En Europa, el vector más común es el ‘Philaenus spumarius’. Sin embargo, hay más vectores y se sabe muy poco de ellos: no se sabe ni tan sólo si serían capaces de volar de Baleares a la península Ibérica.

 

2. ¿DÓNDE SE HA DETECTADO YA LA ENFERMEDAD?

La Xylella arrasa en California desde la década de 1930, donde afecta especialmente la vid, pero también al almendro y a las frutas de hueso. También afecta a los cítricos en Brasil. En el 2013, apareció por primera vez en Europa, en Italia (Apulia), provocando graves daños. Desde entonces ha aparecido en secuencia en otros dos países. En el 2015 se detectó en Francia (Córcega y Costa Azul) y en el 2016 en España (Baleares). Los expertos creen que ha llegado para quedarse.

 

 

3. ¿TIENEN RELACIÓN LOS CASOS DE BALEARES CON LA BACTERIA ITALIANA?

Las dos cepas más abundantes en las Baleares (‘Xylella fastidiosa fastidiosa’ y ‘Xylella fastidiosa multiplex’) son distintas a la que ha arrasado con los olivos en Italia (‘Xylella fastidiosa pauca’). Se han detectado también casos de la cepa italiana en Eivissa, pero su ADN es distinto a la italiana. “No ha llegado de allí”, afirma Blanca Landa. Al contrario, las cepas de Mallorca de ‘Xylella fastidiosa multiplex’ se parecen más a la cepa presente en Córcega.

 

 

4. ¿CÓMO SE COMBATE LA ‘XYLELLA FASTIDIOSA’?

No existen curas. El protocolo europeo prevé la erradicación y la contención. Si se identifica un foco aislado, hay que destruir plantas en 100 metros a su alrededor y montorizar en 10 kilómetros. Si la infección es más generalizada hay que implementar zonas de contención. Finalmente, la Organización para la Protección de las Plantas Europeas y Mediterráneas (EPPO) prevé controles y muestreos estrictos para prevenir el contagio.

 

 

5. ¿QUÉ PUEDE PASAR EN LA PENÍNSULA IBÉRICA?

La naturaleza de las cepas, las condiciones climáticas, las variedades de plantas empleadas en España y la aceptación por parte de los agricultores de las medidas de contención (que implican destruir plantas) pueden modificar el recorrido de la enfermedad respecto a Italia y EEUU. El ‘Philaenus spumarium’ no aguanta el calor y ni el frío extremos, lo que protegería algunas de las zonas olivareras de España. La zona más expuesta sería la costa del levante.

La Consejería de Agricultura ha habilitado una página web
con información exhaustiva sobre la xylella

XYLELLA JUNTA DE ANDALUCÍA

Síntomas de Xylella fastidiosa

X. fastidiosa invade el xilema de la planta hospedadora. Su multiplicación en el interior de los vasos puede llevar a la obstrucción del flujo de savia bruta, principalmente agua y sales minerales.

Los síntomas varían de unos hospedantes a otros; en algunos casos se corresponden con los síntomas típicos de estrés hídrico: marchitez o decaimiento generalizado y, en casos más agudos, la seca de hojas y ramas, y finalmente la muerte de toda la planta; en otros casos los síntomas se corresponden más a los provocados por ciertas deficiencias de minerales, como clorosis internervial o moteado en hojas.

El síntoma más característico es el quemado de la hoja o brotes. Una parte verde se seca de repente, volviéndose marrón mientras los tejidos adyacentes permanecen amarillos o rojos. La desecación se extiende con facilidad pudiendo ocasionar el marchitamiento total y la caída de la hoja.

Este tipo de síntomas también se pueden producir por otras causas no asociadas a ninguna plaga (agentes abióticos o medioambientales): estrés hídrico, viento, salinidad, exceso de nutrientes, etc.

La diferencia entre los síntomas producidos por estas causas, y los ocasionados por la presencia de X. fastidiosa, radica en que cuando se deben a causas abióticas o medioambientales, el quemado de hojas suele ser generalizado, afectando tanto a las partes jóvenes como a las más viejas, y suele observarse en todas las plantas del mismo lote, puesto que se han desarrollado en las mismas condiciones.

En los brotes afectados en olivo también se ha observado un oscurecimiento de los vasos del xilema al realizar un corte transversal de los mismos.

Método de control

Actualmente no existe ningún tratamiento que sea capaz de “curar” la enfermedad, por ese motivo, evitar la llegada de la bacteria es la única manera de proteger cultivos y medio natural.

Es muy importante estar vigilante ante cualquier signo o sospecha de posible presencia de la enfermedad, así como tomar una serie de precauciones sobre todo en materia de comercio de vegetales:

  • adquirir plantas en viveros debidamente autorizados, y con el correspondiente pasaporte fitosanitario.
  • vigilar la sanidad del material vegetal que se utilice en plantaciones, parques y jardines.
  • dar aviso a las autoridades de sanidad vegetal ante cualquier síntoma sospechoso.

Tras la detección de Xylella fastidiosa en las islas baleares, se ha adoptado la medida cautelar de prohibir la  salida de las Islas Baleares de todos los vegetales para plantación, excepto semillas, de las especies cuya sensibilidad a las cepas europeas y no europeas Xylella fastidiosa es conocida. Estas medidas cautelares, que entraron en vigor el 22 de enero de 2017, se pueden consultar en la Orden APM/21/2017, de 20 de enero, por la que establecen medidas especificas de prevención en relación con la bacteria Xylella fastidiosa (Wells et al.).